Ventajas de usar uniformes empresariales

Asistir al trabajo bien vestidos es clave a la hora de alcanzar las metas profesionales que nos propongamos, es parte de la imagen personal que le proyectamos a nuestros empleadores y al mundo en general. De la misma forma, las empresas saben muy bien que la manera de vestir de sus trabajadores dice mucho del lugar en el que trabajan, es por eso que exigen códigos de vestimenta específicos.

Actualmente las compañías se han dado cuenta de la importancia que tiene el que su equipo de trabajo esté vestido de manera análoga, por lo que ha crecido la tendencia de invertir una buena cantidad de dinero en uniformes ejecutivos, los cuales se les proporcionan a los empleados para que los vistan durante las jornadas laborales.

Por lo regular dichos uniformes están compuestos por camisas bordadas, pantalones formales o tipo dickies y, en algunos casos, sacos de los colores y el logotipo de la empresa. Pero, ¿qué ventajas tiene invertir grandes cantidades del presupuesto en uniformes empresariales? A continuación enumeraremos algunas de las más importantes hacia el interior y el exterior de la compañía.
Hacia el interior, es decir, para los empleados, las ventajas son:

  • Aumento de la productividad. Cuando una empresa se preocupa por dotar de uniforme a sus trabajadores, les está demostrando que son una parte importante del equipo, por lo que ellos se toman más en serio su trabajo y son más productivos. Asimismo, aumenta el sentimiento de lealtad hacia su compañía, sobre todo cuanto portan camisas bordadas con el logo oficial de la organización.
  • Trabajo en equipo. Todos los humanos somos seres sociales por naturaleza, es por eso que siempre buscamos ser parte de un grupo social, ya sea el núcleo familiar, un equipo deportivo o un conjunto de amigos. Sin embargo, pasamos la mayor parte del tiempo dentro del ámbito laboral, y nuestros compañeros se vuelven parte importante de nuestra interacción social diaria.
  • En este sentido, el uniforme les proporciona a los empleados un sentido de pertenencia dentro de la empresa, los dota de una identidad propia y realza la conciencia de que son parte importante de un equipo, por lo que estarán más motivados a colaborar de la mejor manera posible junto con sus colegas para alcanzar los objetivos laborales.
  • Practicidad. El elegir diariamente lo que nos ponemos para ir a la oficina puede ser una tarea un poco engorrosa y que requiere de tiempo, entre hacer la selección, planchar y mantener las prendas en condiciones óptimas. Cuando se tiene un uniforme, es mucho más fácil cuidarlo porque por lo regular está hecho con materiales resistentes, asimismo la selección de nuestra imagen personal ya no está en nosotros, sino en la empresa, lo que nos ahorra tiempo por las mañanas. Asimismo, resultan ser muy cómodos para el cumplimiento de las actividades diarias.
  • Ahorro. Ya que es la compañía en la que laboramos la que absorbe el gasto de la ropa de trabajo y no nosotros, el llevar un uniforme les representa un considerable ahorro económico, ya que no se tiene que invertir continuamente en prendas para ir a trabajar. Asimismo, nuestra propia ropa no se desgastará en el día a día, lo que significa que nos durará mucho más tiempo en buenas condiciones.

Por otro lado, las ventajas que tienen los uniformes para las empresas son:

  • Imagen de la marca. Las compañías saben que sus empleados son parte importante de la imagen que proyectan hacia el exterior, pues ellos representan los valores que tiene la marca en general. Si un trabajador está desempeñando sus actividades laborales desaliñado y con la ropa sucia, dará la impresión de que así es la manera de operar de la empresa en general.
  • Sin embargo, a veces es muy difícil estar supervisando que todo el equipo esté vestido de acuerdo a los códigos exigidos por la empresa, por lo que es más sencillo para todos el implementar el uso de uniformes, pues aunque represente un fuerte gasto en primera instancia, se trata de una inversión que a largo plazo dará muchos frutos positivos.
  • Publicidad. Cuando una compañía se preocupa por que todos sus empleados estén vestidos de manera uniforme, se tendrá una imagen de unidad, asimismo, cuando se implementan camisas bordadas con el logotipo de la marca, se tendrá una campaña publicitaria permanente.
  • Tomemos en cuenta el número de empleados que una empresa puede tener, cada uno de ellos vive en distintas zonas de la ciudad, y estará portando el uniforme en sus desplazamientos diarios, por lo que muchísima gente podrá ver el logo de la firma gracias a ellos.
  • Confianza. Una empresa que tiene formada una imagen fuerte hacia el exterior de ella, generará un sentimiento de confianza por parte de los clientes, ya que los uniformes proyectan responsabilidad, seriedad, credibilidad y compromiso. De esa manera, un consumidor potencial podrá estar seguro de que la persona con la que está tratando es parte de una organización bien establecida.

Ya que conoces las principales ventajas de implementar uniformes ejecutivos en una empresa, te recomendamos visitar nuestro catálogo en línea, pues en Rozen encontrarás todo lo necesario para el diseño y fabricación de ropa de trabajo como lo son pantalones, camisas bordadas, playeras tipo polo, chamarras y chalecos.

Rozen es una empresa cien por ciento mexicana, dedicada a la confección de uniformes escolares y empresariales, gracias a nuestra amplia experiencia, podemos garantizar que cada una de las prendas que ofrecemos está confeccionada con materiales resistentes de la más alta calidad en el mercado.

Publicaciones recientes

Deja un comentario