¿Por qué utilizar uniformes escolares?

En la actualidad y desde hace muchos años se han llevado a cabo debates, ensayos, discusiones y cuestionamientos acerca del uso de uniformes escolares en los diferentes colegios. Como en la mayoría de temas y asuntos que generan debate, existen personas, profesores, directores y padres de familia que están completamente de acuerdo con el uso de un uniforme en el colegio y otros que están en contra de esto.

Sin embargo, si se hace un recuento histórico, se puede notar que el uso de una vestimenta idéntica que identifique a los alumnos de una institución educativa se ha dado desde hace décadas, incluso siglos, no únicamente en México sino en muchos otros países, y no solo en la educación sino en otros ámbitos.

Existen diferentes razones por las que se hizo obligatorio el uso de una vestimenta particular e idéntica en las instituciones educativas, sobre todo de nivel básico, primaria y secundaria, razones que es necesario conocer para poder tener un panorama más amplio y entender por qué se pensó y se llevó a cabo la instauración del uniforme en las escuelas y colegios de México prácticamente desde su aparición.

Una de las principales razones por las que se propuso el uso de idéntica vestimenta por los alumnos de las escuelas fue evitar conflictos y problemas sociales entre clases, pues a diferencia de lo que sucede en la actualidad, hace mucho tiempo había muy pocas escuelas y a ellas acudían personas de cualquier procedencia, raza, religión y nivel socioeconómico, de manera que una única vestimenta implicaba que las diferencias entre alumnos, sobre todo socioeconómicas, no fueran demasiado notorias.

Los uniformes escolares representaban entonces un signo de igualdad y equidad, por lo menos dentro del recinto educativo, pues si los alumnos asistieran con su ropa de uso cotidiano podrían generarse problemas de discriminación. Aunque cabe mencionar que este tipo de conflictos no pudieron ser solucionados únicamente con el uso de un uniforme.

Con el paso del tiempo, el desarrollo de las ciudades y el crecimiento del país, más y más instituciones educativas fueron creadas y construidas, tantas que en algunas colonias incluso ha llegado a haber dos o tres escuelas. Desafortunadamente, esto marcó en algunos casos de nuevo una diferenciación social, pues algunos colegios solo albergan alumnos de clase socioeconómica alta y otros solo de clase socioeconómica media y baja.

No obstante, el uso de la vestimenta idéntica no se eliminó, al contrario, cada escuela nueva que fue apareciendo adoptaba un uniforme propio y representativo. Y precisamente esta fue la razón para mantener el uso de prendas con los mismos colores y formas: prestigio e identidad.

En la actualidad, el uso de un uniforme no solo indica que un niño o adolescente acude a la escuela, también indica a qué instituto acude, lo que en muchos casos ofrece mucho más información de la que se podría pensar. Las escuelas también tienen estándares, calificaciones y prestigio, por lo tanto la vestimenta y los colores que cada colegio utiliza para sus alumnos los identifica con determinados valores, acciones y conocimientos que la institución profesa y enseña a quienes acuden a ella.

En otras palabras, los uniformes escolares sirven para diferenciar e identificar a los alumnos de las diferentes escuelas y enaltecer sus valores y virtudes como estudiantes y el mismo prestigio de la institución educativa.

Los valores que cada institución profesa pretenden ser plasmados en la vestimenta de sus alumnos, su tipo, estilo y colores, es por ello que existe una gran variedad al respecto: pantalones, faldas, suéteres, chalecos, sacos, corbata, camisa, polo o playeras, boina. Los colores son incluso más variados: rojo, azul, verde, amarillo, gris, guinda, café, a cuadros, a rayas, etcétera.

Esta es quizás la principal razón por la que hoy en día prácticamente todas las escuelas cuentan con un uniforme determinado que caracteriza a sus alumnos y que los diferencia del resto, pudiendo así ser identificados cuando se les ve en la calle camino de la escuela, en concursos académicos e incluso cuando ganan un premio o reconocimiento, generando un sentido de pertenencia, pasión y orgullo por pertenecer a la institución.

Por supuesto, existen otras razones para que los alumnos de colegios y escuelas utilicen la misma vestimenta. Se ha comprobado que los alumnos, sobre todo los niños, toman de manera mucho más seria la escuela cuando utilizan uniforme, es decir, la vestimenta formal y obligatoria de los colegios hace que se genere un sentimiento de respeto hacia la institución, que el niño se sienta con la responsabilidad de aprender y esto a futuro promueve la disciplina en los estudiantes.

Es importante que para que esto suceda, los padres también fomenten el respeto a la institución, empezando por el simple hecho de exigir limpieza y pulcritud en el uniforme.

Una razón muy actual para mantener el uso de los uniformes escolares en los colegios es que de esta forma se elimina una distracción dentro del ambiente académico: la moda. Aunque esto puede parecer hasta risible, lo cierto es que muchos estudiantes, sobre todo adolescentes, tienen un alto interés en aspectos como la moda y por ello se considera importante el uso de un uniforme, pues de esta forma los alumnos no pueden presumir, hablar, criticar o debatir sobre asuntos de vestimenta.

Por supuesto, el uso de un uniforme determinado por la institución educativa también evita el uso de prendas que podrían ser consideradas inadecuadas, provocativas y hasta subversivas o irrespetuosas, de manera que cualquiera de estos inconvenientes se previene al establecer una vestimenta común para todos los alumnos.

En general, el debate sobre el uso de un uniforme en la escuela sigue abierto y así como se tienen estas muy buenas razones para promover y justificar su uso, también existen argumentos válidos para su eliminación.

Mientras tanto, toda escuela o padre de familia que esté en busca de uniformes escolares de calidad, puede acudir al mejor fabricante y proveedor de ropa y uniformes en todo México: Rozen.

Publicaciones recientes

Deja un comentario